La hidrosfera

EL AGUA, UN RECURSO VITAL

El agua es fundamental para la vida: todo los seres vivos dependen de ella en mayor o menos medida. En el caso de la especie humana, constituye más del 60% de nuestro cuerpo y la utilizamos de manera continua para nuestra subsistencia y ligada al desarrollo de nuestras sociedades.

Pincha en la imagen para conocer el origen del agua en nuestro planeta

 

El agua en la Tierra

La Tierra es el único planeta del Sistema Solar que tiene agua en los tres estados. Dos factores son la causa de este hecho: la distancia al Sol y la existencia de una atmósfera que regula la temperatura del planeta.

Sin embargo, de todo ese agua, el 97% corresponde a la de los mares y océanos y menos de un 3% es continental. De este porcentaje, no todo ese agua está a nuestro alcance pues se distribuye entre los glaciares, las aguas subterráneas y los ríos y lagos. Además, la cantidad de agua de la que disponemos para nuestro uso depende de factores geográficos, que determinan las lluvias y la captación del agua dependiendo de los terrenos, y socio-económicos que influyen en el acceso a la misma. 

Pero, empecemos por el principio, ¿qué es el agua? Para repasar esto y avanzar algo más sobre las propiedades del agua te dejo este enlace:

Pincha y accede a la aplicación:
El agua, un recurso indispensable

 El agua y los seres vivos
Pero, ¿qué función tiene el agua en el desarrollo de la vida? Aquí te dejo un vídeo con algunos ejemplos.

https://www.youtube.com/watch?v=cRTXwB9PBtI

 El agua como recurso en peligro

Los usos principales del agua son la agricultura, la industria y el consumo doméstico. La distribución desigual de los recursos hídricos y la contaminación debida al desarrollo de las distintas sociedades han convertido el tema del agua en uno de las principales problemáticas del mundo actual.

Los siguientes textos nos muestran diversas perspectivas de problemática a la que nos enfrentamos de aquí a 30 años.

Agua, agua en todas partes

El agua y la seguridad alimentaria

 Pequeños gestos para el ahorro del agua en los hogares
 (Información obtenida de: www.ecologistasenaccion.org/article5757.html)

  EN LA COCINA.

  • No friegues bajo el chorro de agua. Llena una pila para enjabonar y otra para aclarar. Esto supone un ahorro de 115 litros cada vez.
  • Repara inmediatamente las fugas y vigila los grifos mal cerrados. Se pueden ahorrar hasta 90 litros al día.
  • Descongela los alimentos dejándolos en la nevera, nunca bajo el grifo. Ahorrarás 22 litros por alimento.
  • No laves los alimentos con el grifo abierto. Utiliza un recipiente. Así puedes ahorrar hasta 10 litros.
  • Esperar a que la lavadora y el lavavajillas estén llenos para utilizarlos.
 EN EL CUARTO DE BAÑO.

  • No utilices el inodoro como papelera. No tires nunca papeles, plásticos, cigarrillos, compresas, preservativos, etc., esto puede ahorrar hasta 55 litros por día.
  • Un baño gasta 15 veces más que una ducha. Dúchate en vez de bañarte.
  • Utiliza un vaso mientras te cepillas los dientes, te afeitas o te enjabonas las manos. Así podrás ahorrar hasta 25 litros de agua diarios. Un grifo abierto puede gastar más de 12 litros por minuto.
  • Repara los grifos que gotean y vigila los grifos mal cerrados. Se pueden ahorrar hasta 90 litros al día. Una cisterna que pierda agua puede estar desperdiciando más de 100 litros al día.
 EN EL RESTO DE LA CASA.

  • Vigila si tienes fugas o pérdidas de agua para repararlas cuanto antes.
  • Si tienes jardín planta especies autóctonas, que necesitan menos agua para vivir. Además, intenta regar a primera hora de la mañana o al atardecer. Si riegas en horas de sol, el 30% del agua se evapora.
  • Cuando lavamos el coche con manguera consumimos 10 veces más agua que si lo hacemos con un cubo de 50 litros y una bayeta. 

 

Ondas sonoras

LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Contaminar significa, tomando la definición de la RAE, “alterar nocivamente la pureza o las condiciones normales de una cosa o un medio por agentes químicos o físicos”. Si bien es cierto que de manera general se asocia este término al vertido de sustancias tóxicas al medio ambiente, existe otro tipo de contaminación que pasa más inadvertida aunque igualmente altera nuestro entorno y produce graves trastornos en la salud de las personas: la contaminación acústica.

Antes de analizar este tema, hablemos del sonido:

¿Qué es el sonido?

 Es una onda mecánica que se da por la vibración de un objeto elástico (por ejemplo, la cuerda de una guitarra): dicha vibración se comunica a las partículas del aire que permiten que el sonido se propague en todas las direcciones.

Podemos distinguir los distintos sonidos a través de tres propiedades:

La intensidad indica la cantidad de energía que transporta la onda sonora dando lugar a sonidos fuertes y débiles. Para medir la intensidad se utiliza una unidad llamada decibelio (dB). El umbral de dolor para las personas está entorno a los 120 dB.

Nivel de intensidad de algunos sonidos comunes en nuestro cotidiano

El tono depende de la frecuencia de la onda sonora (el número de pulsos por segundo): si dicha frecuencia es baja, el sonido será grave y si la frecuencia es alta, se generarán sonidos agudos.

Los humanos no podemos apreciar todo tipo de sonidos, solo aquellos con frecuencias comprendidas entre 20 y 20000Hz. Sin embargo hay seres vivos que pueden oír aquellos sonidos de frecuencias superiores, ultrasonidos (el perro, los murciélagos), o inferiores, infrasonidos (por ejemplo, las ballenas). 

El timbre permite diferenciar sonidos que tienen la misma frecuencia pero que proceden de fuentes distintas. El ejemplo más claro es el de varios instrumentos musicales que tocan la misma nota.

flauta                                                 piano

¿Cómo detectamos los humanos las ondas sonoras?

Nuestro oído está preparado para detectar las ondas sonoras de una determinada frecuencia y transmitir la información de las oscilaciones percibidas al cerebro. 

En el siguiente vídeo puedes ver todo el proceso:

¿Qué es la contaminación acústica?

Se produce cuando nuestra actividad modifica de forma dañina las condiciones sonoras del entorno. La OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que entre 50 y 60 dB, es el nivel de ruido deseable y que a partir de los 65 dB el ruido puede considerarse nocivo.

En las ciudades el primer causante de la contaminación acústica es el tráfico seguido de la actividad industrial, aunque también se resalta el ruido de los bares y los locales públicos.

Según la OMS aproximadamente la mitad de los europeos vive en zonas de gran contaminación sonora: España es el segundo país con mayor nivel de contaminación acústica (superado únicamente por Japón), el 50% de los españoles soportan niveles de ruido superiores a los 65 dB.

Algunas consecuencias para la salud son las siguientes:

  1. Pérdida auditiva:  que puede ser significativa a partir de los 75 dB. (Si escuchas un silbido en el oído, es una señal de alarma de que tu audición está siendo dañada.) Los sonidos repentinos y muy fuertes, como el de una explosión, pueden llegar a perforar el tímpano.
  2. Perturbación del sueño. A partir de 45 dB de ruido, se producen alteraciones del sueño que pueden convertirse en crónicas.
  3. Cansanciodolor de cabezairritabilidad y aumento de la agresividad.
  4. Falta de concentración y disminución del rendimiento intelectual.
  5. Dificultad para el aprendizaje y el lenguaje en los niños, por una merma en la capacidad de memoria y atención.
  6. Problemas en la comunicación, incluso problemas de laringe por el sobreesfuerzo de tener que hablar alto

¿Podemos actuar contra este tipo de contaminación? Aquí os dejo un vídeo para pensar en algunas soluciones:

Y un par de enlaces  interesantes para que investiguéis sobre el tema:

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/recursos_informaticos/andared01/paisaje_sonoro/contamina.htm

http://www.ecologistasenaccion.org/article5350.html

 

El mejor residuo, el que no se produce

________REDUCE________

Primer principio de las 3R, primera regla para no generar residuos.

El pasado martes, el primer ciclo de la ESO se acercó al Centro de Tratamiento de Residuos de Cogersa en Serín para conocer de primera mano la gestión de los residuos generados en nuestra comunidad y su impacto en el medio ambiente. ¿Soluciones? Una simple regla: Reducir, Reutilizar, Reciclar.

¿Cómo llevarlo a cabo? Estas son algunas acciones que podemos realizar fácilmente:

Maneras de prevenir los residuos diariamente

  1. EN CASA
  • Selecciona productos sostenibles y reutilizables. ¡Generan muchos menos residuos! Algunos ejemplos son los trapos de tela, las maquinillas de afeitar con hojas de recambio, las tazas, las plumas con cartucho de tinta, las pilas recargables, etc.

  • Antes de desprenderse de un objeto, busca asociaciones de reutilización en su zona que puedan dar una nueva vida al objeto.

  • Luchad contra los residuos de papel: engancha un adhesivo en el buzón para frenar la publicidad.

  • Más del 30% del peso de los residuos domésticos procede de residuos fermentables (desperdicios de la cocina, del jardín, cenizas, etc.). Haz tu propio compost con los residuos ecológicos y biodegradables.

  • Reutiliza y arregla todo aquello que sea posible. Cada año se tiran entre 13 y 25 kg por persona de aparatos eléctricos y electrónicos (neveras, teléfonos, ordenadores, etc.). Estos productos suelen contener sustancias nocivas, como plomo o mercurio, y la mayoría se pueden arreglar o reutilizar. Regale los aparatos y los muebles que no utilice a asociaciones que los puedan arreglar o restaurar.

  • Regala la ropa que ya no te sirva a obras de caridad, asociaciones, y amigos y familiares que le puedan dar una segunda vida.

  1. EN EL COLEGIO
  • Antes de comprar el material escolar nuevo, comprueba las existencias y el estado del material del año anterior para decidir si se puede reutilizar. Para los artículos que tengas que comprar nuevos, selecciona los materiales marcados con una ecoetiqueta o bien los que parezcan más sólidos y resistentes.

  • Para la merienda, coloca los alimentos en un recipiente reutilizable y la bebida en una cantimplora, en lugar de utilizar una bolsa o una botella y tirarlas a la basura después de cada uso.

  • Reduce los residuos de papel escribiendo por las dos caras de las hojas.

  • Puedes guardar el papel impreso para reutilizarlo como borrador.
  1. A LA HORA DE REALIZAR COMPRAS
  • Selecciona productos con menos embalaje y evita comprar productos de un solo uso Normalmente, en el momento de la compra siempre podrá escoger un producto que genere menos residuos. De esta forma, puede reducir el consumo de materias primas y contribuir a reducir la contaminación que generan los procesos de producción y destrucción. Además, estos productos también suelen representar un ahorro económico.

  • Intenta comprar productos a granel Suelen tener un coste inferior y permiten reducir los residuos de embalaje. Los embalajes representan un 23% del peso de los residuos domésticos, una parte importante del volumen total de residuos generados.

  • Compra las cantidades que necesites Se calcula que cada familia tira un 10% de la comida que ha comprado a la basura y que, con frecuencia, los productos ni tan siquiera han sido abiertos. Comprar las cantidades de alimentos adecuados para las necesidades de la familia permite reducir la cantidad de residuos y evitar pagar por productos que acabarán estropeándose, con lo cual representa una reducción de los residuos y un ahorro económico.

  • Opta por bolsas de la compra reutilizables Las bolsas de un solo uso de los centros comerciales generan más de 70.000 toneladas de plástico anuales y sólo se utilizan una media de 20 minutos antes de acabar en la basura. No sólo se transforman en residuos muy rápidamente, sino que, además, si no se eliminan con cuidado pueden contaminar la naturaleza y el mar. Las bolsas de plástico que terminan en el mar pueden provocar la muerte de tortugas, delfines o tiburones que las confunden con medusas y se las tragan.

  1. EN LAS COMIDAS
  • Prepara alimentos frescos: tu dieta será más saludable y ahorrará una gran cantidad de residuos de envases en comparación con una comida preparada y envasada.

  • Llena una jarra con agua del grifo. De este modo, se puede ahorrar el gasto que supone un paquete de botellas de agua y, al mismo tiempo, limitar la cantidad de residuos de plástico generada.

  • Acuérdate de comprar el café o el té en paquetes de gran formato y no en envases pequeños para ahorrar y producir menos residuos.

 (Información obtenida en la web de la Semana Europea de la Prevención de residuos: www.ewwr.eu/es/)

Y para pensar un poco más sobre nuestro estilo de vida y sus consecuencias aquí os dejo el vídeo “Comprar, tirar, comprar” de Cosima Dannoritzer sobre la obsolescencia programada: